05
Oct
07

Escuelas deportivas, filiales y clubes de postín.

Uff, vaya temita…

Pero algún día había que hincarle el diente. Es un tema farragoso, además creo que muchos de los que hablamos de estas cosas lo hacemos de oido porque no llegamos a entender, por falta de información, todo lo que se mueve en los entresijos del futbol base.

Los que frecuentamos los campos de la ciudad y provincia moviendonos con nuestros chavales oimos comentarios bastante duros respecto a la gestión de la chiquillada. De los clubs y del ayuntamiento. Solamente voy a reproducir lo que oigo, otra cosa es lo que pueda pensar al respecto.

Y empiezo por la escuela de futbol, municipal pero llevada por el Real Ávila, que recibe un dinero del ayuntamiento (se me escapa la cantidad, no la conozco) a cambio de formar a niños en edades tempranas. Tiene a su favor que es un club que acoge a todo el que se presenta con tal que pague su cuota y su equipación, cara para mi gusto, y excesiva segun el gusto de otras gentes. Nada que objetar salvo el rumor de que dinero procedente de la escuela va al primer equipo (digo yo que tal como están los sueldo de los jugadores, el desvío de capital de uno a otro lado no puede ser demasiado, si es que existe).

La zona norte es otra escuela (si entendemos por escuela el lugar donde se aprende a hacer algo, en este caso, futbol, habría que considerarla solamente un lugar donde los chicos juegan, pues además de dar patadas al balón pocos valores más logran transmitirse, y esto, aunque alguien se pueda enfadar, es casi común en todas las escuelas de “furbol” abulenses), esta vez selectiva. Allí no entran un montón de chicos con un montón de equipos. No. Se prima la competición y si es ganando mejor, todo lo que no sea ganar no vale, el chico que no sea ganador no vale, si hay que deshacer un equipo se deshace si no vale. En fin.

La casa social es de los clubs con más solera de la ciudad. Multitud de equipos pero primando, siempre ha sido así, el confeccionar un equipo ganador escogiendo a los mejores jugadores de los demás equipos ha sido su norma. Bien, es su forma de ver las cosas. No digo si mejor o peor, sólo describo lo que oigo y veo.

En fin, el pradillo es para mi gusto el único club con una finalidad de escuela, siempre ha tenido buenos resultados en las categorías pequeñas, aunque le falta continuidad por su especial composición (los padres son los directivos, yo lo fui, y cuando los chicos acaban su estancia en el colegio, se termina la posibilidad de continuar en el club) al no llegar más allá que la categoría alevín.

Bien, estos clubs, por unas razones u otras siempre se han tirado los trastos unos a otros, olvidando que el fin último de su existencia es el desarrollo del futbol abulense. Parecen más preocupados de mirarse su ombligo que de dar soluciones  a los problemas comunes que tienen, y es precisamente uno, la competición, donde más se miran, en el que más fallan, pues el nivel competitivo abulense no puede cifrarse muy alto.

Y aquí, para salvarnos llegan los filiales y los clubes de postín, para ahondar, todavía más en las diferencias entre los pequeños clubes abulenses, y ahora resulta que somos del madrid, o del atleti o del milan, y yo sin saberlo. Y estos clubes, de los que desconozco sus intenciones, se asoman al panorama del futbol base abulense ¿ofreciendo qué? ¿un nombre?

Es poco bagaje para intentar acabar con los problemas que aquejan nuestro futbol. Volveré sobre el tema.

Anuncios

0 Responses to “Escuelas deportivas, filiales y clubes de postín.”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: