16
Ene
09

Un estadio, por favor.

Un año de proyectos va a cumplirse en breve tiempo. Proyectos que se anunciaron a bombo y platillo, que intentaron solucionar programas electorales inconclusos, que prometían asegurarnos un estadio de futuro para los abulenses, lo que hoy en día es lo mismo que decir que para el Real Ávila.

Pero como en el cuento, se rompió la cántara de leche antes de ir a venderla. O al menos eso parece después de un año en el que el proyecto parece dormido en los cajones de cualquier concejalía o despacho de munícipe o regidor, eso sin contar que la maqueta expuesta en el Adolfo Suarez Park, y que nos encandiló a todos, no esté sesteando en la papelera de algún cabildante de la plaza de la victoria, hoy, y siempre, Mercado Chico.

El resultado es que seguimos igual, o peor, según se mire, pues nuestro primer edil sigue sin pronunciarse sobre el asunto, y ya es difícil en un hombre que de todo opina, todo sabe, todo controla, todo aúna con su presencia. ¿Todo? No, en cuestiones de fútbol, por no decir de pelotas, el principal corregidor parece no opinar, remitiendo siempre a los técnicos, que, utilizando palabras de uno de sus colaboradores, “ni están ni se les espera”, pues en doce meses no han abierto la boca para decir qué cosas son las que están mal o cuánto costaría el proyecto presentado o si es realizable o no.

Nuestro consistorio está pecando, ahora más claramente, pero antes ya, de inhibición ante este tema, y si no es así, lo menos que podría hacer es explicarse ante la opinión pública, no ya del retraso, sino de la nula iniciativa que se está teniendo en decir fechas, planteamientos, costos, ayudas, etc., al igual que hace con otras cosas poco alejadas del tema que traemos entre manos.

Claro que enfrente el Real Ávila también tiene cosas que decir. El club, la empresa mejor dicho (no olvidemos que es una S.A.D.) debería salir ante los medios para pedir explicaciones sobre este retraso y presumible paralización del proyecto. Porque no hay que olvidar que aunque municipal, el futuro estadio sería casi de uso exclusivo para el Real Ávila, de la misma manera que el recientemente construido pabellón multiusos “Carlos Sastre” será de uso casi exclusivo para el obila club de basket. ¿O no es así?

Lo que no acabo de entender es como un club que presenta un proyecto y no le contestan, no protesta. Y si ha sido así, que ha protestado, ¿cuáles han sido los resultados? Alguien debería decir algo, alguien del club, digo, porque así parece que en el mismo club esté instalada la desidia, y por lo tanto que da igual que el ayuntamiento haga o deshaga pues desde el Ávila, da igual, el caso es subsistir. ¿El club oculta algo?

Porque si hace años se presentó un proyecto, para la ciudad, no olvidemos, por parte del dueño del club, y se le tachó de pelotazo por el mismísimo concejal de urbanismo, y el club agachó las orejas y acabó callándose, a pesar de que era el mismo club el que asumía todos los costes (al más puro estilo liberal, ideología de la que presumen nuestros dilectos concejales conservadores), y ahora se presenta otro en el que nadie sabe de donde saldrá el dinero para una hipotética construcción…no se entiende.

En estos días, en los que oímos hablar de cifras astronómicas que las administraciones han dejado en manos de las multinacionales (toda mi solidaridad para los trabajadores de Lear y Nissan, al respecto) por asentarse en Ávila, ¿no es cierto que se hubiera generado riqueza aceptando el primer proyecto? Riqueza para la ciudad y para el promotor, claro, pero riqueza. ¿Porqué ahora qué tenemos? Nada.

Si esto es una partida de ajedrez, no me gusta el tablero y encima cada uno juega con fichas que el otro no conoce.

Y los que la estamos contemplando ni siquiera conocemos las reglas.

Anuncios

1 Response to “Un estadio, por favor.”


  1. enero 16, 2009 en 8:16 pm

    Felicidades por el artículo. El “balones fuera” del Alcalde con el tema es vergonzoso ya. Ayer le entrevistaron en TV Ávila y no dijo nada nuevo, ahora repite la excusa de la “crisis” (debe ser que para construir un pabellón a su amado Óbila sí hay dinero, o para invertir millones de euros en el Palacio de Congresos…).

    También el club debería salir de la “cueva” a dar “caña” con el asunto, al menos para aclarar cómo van las cosas (si es que van…).

    En fin, continúa el CULEBRÓN…

    NUEVO ESTADIO YA!!!


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: