19
Ago
10

Lluvia en verano

Pues aquí andamos, esperando a que escampe en esta lluvia veraniega que está cayendo en el Real Ávila. Si hace un mes fueron las fugas y dimisiones, lo que suscita mi comentario de hoy son las continuas derrotas del equipo en pretemporada. No voy a hacer leña del arbol caído, sobre todo porque estos partidos sirven, o deberían servir, para poner en marcha la maquinaria del equipo, una maquinaria o no engrasada del todo o a la que le faltan todavía piezas para que el engranaje funcione.

No sé de quien es la culpa y, como digo, tampoco me interesan mucho estos partidos, pero es la peor pretemporada que recuerdo en muchos años: demasiados goles en contra, poco acierto de cara a la portería y derrotas por goleada. El año pasado, sin ser buena, fue de otra manera, y el resultado final, el final de temporada, resultó bastante mejor que lo que se puede presumir de esta. Y no hablo por mí, sino por boca del nuevo director técnico del club, que se da con un canto en los dientes quedando en el décimo lugar de la tabla.

Lo único objetivo es que al equipo de entrenadores se le está sometiendo de nuevo a una “operación triunfo”, cuyo resultado es encontrar a un grupo de jugadores que puedan servir para esto. Y así, partido tras partido, y entrenamiento tras entrenamiento las caras de siempre se juntan con jóvenes promesas, unos llegados de otros lugares y otros más, viejos conocidos de la afición. Lo que llama la atención es que se tenga que recurrir a estos procedimientos para hacer el equipo, y lo peor es que estamos a escasos días de la entrada en la competición sin haber completado las líneas teóricas de un equipo de futbol.

Supongo que otros clubes de tercera estarán en la misma situación, eso se me puede decir, pero se están cometiendo errores, que según los rumores, pueden acarrear gastos extras al club, como es la rescisión de algún contrato a algún jugador fichado y que, al parecer, no interesa, o dejar marchar del equipo por cuestiones poco costosas, a otros que ayudarían a confeccionar el equipo por ya ser conocidos en el club.

Quizás esta lluvia de verano deje ver el sol pronto, pero queda poco tiempo. No me gustaría estar en la piel de ese magnífico tandem de entrenadores que tenemos. La operación triunfo supone un elevado riesgo de equivocación, y para eso debe estar la labor del director técnico, no la del entrenador, que demasiado hace en moverse entre la precariedad y la falta de apoyos…deportivos.

Anuncios

0 Responses to “Lluvia en verano”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: